Importance of technical skills

¿Por qué es tan importante adquirir nuevas habilidades técnicas?

Desde hace décadas, las empresas y negocios funcionan, en mayor o menor medida, con sistemas informáticos complejos que implican a muchas personas. Antiguamente, las habilidades técnicas se limitaban a: redacción, contabilidad, idiomas y algún conocimiento básico de informática.

En la actualidad, los sistemas de trabajo han evolucionado. Como resultado de este cambio, han surgido nuevas habilidades técnicas que las empresas valoran notablemente a la hora de seleccionar nuevo personal. Además, nada impide el aprendizaje a los empleados actuales, por esto, también se promueve la formación interna en estas habilidades. Todo con el objetivo de que la empresa vaya evolucionando y adaptándose a las necesidades del momento.

Estas nuevas habilidades técnicas tienen que ver con las TIC (tecnologías de la información y la comunicación), que ahora son una pieza fundamental en la composición y funcionamiento de la empresa. Entre ellas encontramos el manejo de software de posicionamiento web, diseño de presentaciones web, uso de aplicaciones de Microsoft, desarrollo web y manejo de redes sociales. Vivimos en un mundo cada vez más digital e interconectado, por ello estas habilidades son tan importantes.

En definitiva, las nuevas habilidades técnicas son la clave para la transformación de la empresa y su adaptación a la era digital, para poder implantar así nuevas metodologías como el teletrabajo, la comunicación virtual o los nuevos sistemas de organización.

¿Cuáles son estas habilidades técnicas?

Las habilidades técnicas, también conocidas como Hard skills, son aquellas que se utilizan para desarrollar un trabajo en concreto, es decir, que no son ¿transferibles? a todos los puestos de trabajo dentro de una empresa. Éstas se desarrollan a través de la formación o entrenamiento. Como por ejemplo: el manejo de programas informáticos, la redacción de informes, la contabilidad de la empresa y un largo etcétera. Dichas habilidades están asociadas a un puesto de trabajo concreto. Por lo tanto, estas competencias son las que hacen fuertes a nuestros empleados en sus puestos de trabajo y les permiten resolver los problemas con profesionalidad. Es por este motivo que cuanta más formación y mejores competencias tengan nuestros empleados, mejor será el desempeño en su trabajo.

En la actualidad, y específicamente en el teletrabajo, las competencias técnicas más valoradas son las relacionadas con las TIC, es decir, las relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación. Esto se debe a que, a nivel interno, es muy necesaria la comunicación virtual entre los empleados, así como la introducción de nuevas maneras de organización y de mejora en las redes de comunicación.

Otras habilidades técnicas que debemos tener en cuenta son el conocimiento de idiomas, el manejo de contabilidad y finanzas, o la capacidad de redacción. Además, con el auge que experimentan las redes sociales en nuestros días, es fundamental tener formación de Google Analytics y posicionamiento SEO, que también forman parte de las TIC.

A continuación, exponemos algunos ejemplos de las hard skills más cotizadas en el mercado:

Análisis de Big data: se valora que los empleados sean capaces de recolectar e interpretar datos de sus clientes o del éxito de sus productos.

Gestión de proyectos: significa ser un buen líder, saber delegar y organizar tareas, y medir el éxito de los proyectos.

Escritura técnica: necesaria cuando se quiere explicar ideas complejas de forma clara y sencilla, y en habilidades de posicionamiento SEO.

¿Cómo afecta el desconocimiento de estas habilidades por parte de los empleados a la empresa?

Todos dentro de la empresa deben construir estrategias para lograr objetivos. Es cierto que existen departamentos que trabajan de forma independiente, pero, en su conjunto, todos se coordinan entre sí. Por este motivo, es importante que los empleados estén formados en nuevas habilidades, ya que, el desconocimiento de éstas puede provocar retraso en la innovación y, en consecuencia, la desactualización de la empresa.

Nos encontramos en un proceso de cambio continuo. Las innovaciones en las TIC no dejan de avanzar, y aunque hagamos grandes cambios, debemos mantenernos siempre actualizados. En este proceso nos enfrentaremos a diversas dificultades, una de ellas es la adaptación de los trabajadores. En este caso encontraremos actitudes muy diversas entre los empleados, los que están dispuestos al cambio y los que no.

Los primeros, los dispuestos, no suponen un problema, ya que están a favor de formarse en nuevas habilidades. Pueden encontrar dificultades, pero su actitud predispuesta siempre nos ayudará.

En cambio, con los que no encuentran esta motivación al cambio, existen maneras de ofrecer un nuevo enfoque para que realmente confíen en que formarse en estas nuevas habilidades les puede aportar beneficios. Esto debe hacerse con profesionales especializados que aporten técnicas de motivación y trabajen con ellos para ayudarles a entender los beneficios y cómo sacar el máximo partido.

De la misma manera, a la hora de contratar nuevo personal, debemos tener en cuenta si los candidatos se encuentran formados en estas habilidades actuales o no. La primera ventaja que encontramos es poder obtener beneficios de la incorporación de un nuevo trabajador que esté bien formado en las técnicas de trabajo. Esto supone un punto de partida para afianzar el resto de los procesos dentro de la empresa y animar a la formación en estas técnicas al resto de compañeros.

¿Qué medidas debe tomar la empresa? ¿Y cada empleado particular?

Puesto que el futuro de la empresa está en juego, ésta debe velar por ello, mientras tiene en cuenta a sus empleados. Por ello, una de las medidas que se deben tomar es la formación de empleados. Ellos ya tienen unas habilidades que aportan beneficios a la empresa, pero, con la adaptación a la era digital, se deben adecuar a las nuevas necesidades.

Para conseguir esto, como mencionamos anteriormente, la formación de los empleados es buena forma de hacerlos competitivos en estas nuevas habilidades. Hablamos de aprender a manejar nuevos sistemas o conceptos, relacionados todos ellos con los campos de actuación específicos de sus correspondientes departamentos.

En cuanto a lo que puede hacer el empleado por cuenta propia, existen varias acciones favorables a la empresa. La primera, está relacionada con la actitud proactiva del empleado para que la compañía dé el cambio. Ser parte de ese cambio. Por otro lado, debe intentar mantenerse al día con las nuevas ideas que van surgiendo a su alrededor y, si cree que hay algo más que pueda beneficiar a la empresa, hacer sugerencias es sinónimo de buena comunicación e implicación.

Aquí les proporcionamos unos rápidos consejos para mejorar sus habilidades técnicas:

  1. Inscríbase en cursos de entrenamiento o clases como los que ofrece DL
  2. Planifique un programa de autoaprendizaje, esto se logra mediante libros técnicos y materiales de elearning
  3. Fija metas. ¿A dónde quiere llegar? ¿Qué es lo que quiere conseguir? Plantearse unos objetivos le ayudará a dirigir su atención y motivación.

¿Qué apoyo ofrece Digital Latam?

Digital Latam, como agencia especializada en el aprendizaje online para empresas, puede guiar y aconsejar en el proceso de formación de los empleados. Dispone de un gran equipo de profesionales entre los que se incluyen pedagogos, diseñadores instruccionales y personal educativo en empresas. Además, ofrecemos cursos a medida relacionados con el fortalecimiento de las habilidades técnicas.

Debido a la importancia de adquirir nuevas habilidades, DL ofrece formación enfocada desde un punto de vista práctico orientada a la mejora del trabajo dentro de las empresas. También contamos con profesionales que apoyarán el proceso de transformación digital, y ayudarán a los empleados con falta de motivación, de los que hablamos anteriormente. Utilizan técnicas de motivación mediante las cuales los empleados se sientan integrados e inspirados a aprender.

Por otro lado, ofrecemos formación online totalmente adaptada y accesible para todos. Además, este tipo de formación no interfiere con los horarios de trabajo de sus empleados. Así cada uno puede aprender a su ritmo. Dentro de este concepto integrado de formación, incluimos también todas las herramientas: plataforma de aprendizaje, chat, elementos interactivos e incluso recreación de situaciones reales. Todo dispuesto para presentar una enriquecedora formación, de la que el empleado sienta la utilidad y, lo más importante, que sea aplicable a su puesto de trabajo.

No dude en ponerse en contacto con nosotros y hablaremos sobre sus necesidades en la mejora de las habilidades técnicas, y cómo elegir las mejores estrategias para implementarlas.